Tutorial sobre conversión web (CRO): Los 5 pasos para transformar más visitantes en clientes potenciales.

Escrito por
Tiempo de lectura: 30 minutos

 

Pregunta: ¿Estás utilizando tu página web para ganar nuevos clientes y generar negocio?

Si este es tu caso, este artículo te va a interesar.

Y si no, si solo tienes una web porque “hay que tener una”, te aconsejo replantearte seriamente por qué has invertido dinero y esfuerzo en ella y en todas las oportunidades – y clientes – que te estas perdiendo.

Toda página web tiene que tener objetivos. Y su finalidad última debe ser la de generar oportunidades de negocio.

Esto es cierto para las tiendas online, pero también para las páginas web que ofrecen un producto o servicio. Para estas últimas, el objetivo será generar clientes potenciales, por ejemplo incentivando los visitantes de la web a contactar con la empresa a través del formulario de contacto, apuntarse a la newsletter o descargar un ebook en formato PDF.

Estos contactos, estos clientes potenciales, se llaman en inglés “leads”.

Pero para poder generar y aumentar los leads, no sólo hace falta tener una web que presente tu empresa y tu producto o servicio, hay que seguir un plan, que permita transformar más visitantes en clientes potenciales.

Toda página web tiene que tener objetivos. Y su finalidad última debe ser la de generar oportunidades de negocio. Clic para tuitear

Este plan te permitirá optimizar la tasa de conversión de tu página web, es decir, aumentar el porcentaje de visitantes que se transforman en leads y luego en clientes.

En este artículo, revisaremos juntos los 5 pasos que te permitirán aumentar esta tasa de conversión web, crear más oportunidades de negocio y ganar más clientes a través de tu página web.

Que para esto has creado una página web ¿no?

 

¿Qué es la tasa de conversión web y por qué optimizarla?

La tasa de conversión web, es el porcentaje de visitantes que realizan una acción concreta, acción que hemos definido como objetivo para nuestra web, como por ejemplo finalizar una compra o rellenar el formulario de contacto.

Esta tasa se calcula dividiendo el número de objetivos conseguidos por el número total de visitas y multiplicando por 100.

Por ejemplo, si 5 visitantes de cada 100 rellenan y envían el formulario de contacto, nuestra tasa de conversión web para este objetivo sera de 5%.

Optimizar la tasa de conversión web, consiste en ir modificando el diseño y la estructura del contenido de tu web, para llevar cada vez más visitantes a realizar acciones que a tí te interesan , es decir a cumplir con el objetivo que persigues.

Esto se hace mediante:

  1. un análisis en profundidad de nuestras estadísticas web (¿de dónde vienen nuestros visitantes? ¿cómo llegaron a nuestra web? ¿qué hacen una vez allí? ¿con qué frecuencia vuelven? etc.),
  2. unas modificaciones del diseño y contenido de la web en función de esta análisis,
  3. Una medición y análisis de los resultados obtenidos gracias a estos cambios y su impacto sobre la tasa de conversión web,
  4. volver a empezar el proceso hasta optimizar al máximo nuestra página web.

 

Tu tasa de conversión web

Para hablar de tasa de conversión, tengo primero que darte una mala noticia:

De promedio, tu página web sólo convierte al 2% de sus visitantes.

Lo siento, es la triste realidad…

¿Tu web pierde sus visitantes?

¿Tu web pierde sus visitantes?

De promedio, una página web sólo convierte al 2% de sus visitantes. Clic para tuitear

Para que te hagas una idea, esto quiere decir que de 100 visitantes que llegan a tu web, sólo 2 van a cumplir con uno de tus objetivos: ya sea finalizar una compra, rellenar un formulario de contacto, apuntarse a tu newsletter, descargar el PDF de un producto, ver un vídeo, o cualquier otro objetivo que te hayas fijado.

¿Y los 98 otros visitantes, qué hacen? Pues…. se van. Así, sin más…

Vaya desperdicio ¿no crees?

Y ahora te pregunto…

¿Por qué no intentar multiplicar esta cifra?

¿Por qué  no optimizar tu web para aprovechar las visitas que llegan actualmente sin tener que gastar dinero en traer más visitantes?

¿Por qué seguir gastando dinero para atraer más visitantes mediante publicidad o creación de contenido, si al final vamos a echar a perder el 98% de ellos?

¿Por qué no tapar primero los agujeros que tiene tu web para así retener más visitantes y hacer que cumplan con nuestros objetivos?

 

Aumenta tus ventas optimizando la tasa de conversión de tu web.

La buena noticia (no puede haber una mala noticia sin luego una buena) es que justamente, esto es lo que permite la optimización de la tasa de conversión web (CRO en sus siglas inglesas).

Te permite, por una fracción del coste que supone aumentar la cantidad de visitas a tu web – por ejemplo pagando publicidad Adwords, mejorando el SEO o aumentando tu actividad en las redes sociales -, aprovechar el tráfico que ya tienes para mejorar tus objetivos, como por ejemplo, vender más productos o obtener más peticiones de información para tus servicios.

Por supuesto con este artículo, no pretendo hacer milagros o convertirte en un experto en conversión web. Tampoco pretendo ofrecer una fórmula mágica. Existen muchas más maneras para mejorar la tasa de conversión web.

Pero si sigues la metodología que te presento a continuación, tendrás los conocimientos básicos para mejorar y, por qué no, doblar o triplicar tu actual tasa de conversión.

¿Te parece bien? Entonces vamos allá…

 

Las 5 etapas para mejorar tu tasa de conversión web y transformar más visitantes en clientes

 

Etapa 1: define los objetivos de tu web en Google Analytics.

¿Cuál es el objetivo de tu web?

Para poder medir el éxito de nuestra estrategia de optimización de la tasa de conversión de nuestra web, primero tenemos que definir los objetivos de nuestra página.

Cada web debe tener uno o varios objetivos. Hay muchos tipos de objetivos posibles y estos serán diferentes según la razón de ser de nuestra página web.

Podemos definir “macro” objetivos (los objetivos más importantes) y “micro” objetivos (los objetivos menores que ayudan a conseguir los macro objetivos).

Para una web de e-commerce por ejemplo, el objetivo principal (el macro-objetivo) será que el usuario finalice su compra y llegue a la página de agradecimiento. Este será el macro-objetivo.

El micro-objetivo en este caso, será por ejemplo añadir un artículo al carrito, mirar un vídeo de presentación de un producto, o apuntarse a la newsletter para estar al tanto de las novedades de la tienda.

Para una web que ofrece un producto o servicio, como puede ser un fabricante de material para la construcción, una clínica dental o una agencia web, el macro-objetivo suele ser que el visitante rellene el formulario de contacto y un micro-objetivo, será abonarse a la newsletter o aumentar la frecuencia de visitas a la web por cada usuario.

Sea cual sea el objetivo, la optimización de la tasa de conversión web, después de un estudio previo y de la puesta en marcha de una serie de test, te permitirá aumentar el porcentaje de visitantes que cumplen con el objetivo que te has marcado.

 

Crea tu primer objetivo en Google Analytics.

Si todavía no está hecho, lo primero que tienes que hacer, es crear, como mínimo, un objetivo principal para tu web.

Puedes crear un objetivo predefinido o puedes crear un objetivo personalizado.

Por ejemplo, si el objetivo de tu web es que los visitantes rellenen y envíen un formulario de contacto, se puede definir como objetivo que los usuarios lleguen a la página de agradecimiento, ya que sólo se podrá llegar a esta página si se rellena y se envía satisfactoriamente el formulario.

Importante: cuando defines un objetivo, no te olvides de darle un valor monetario aproximado para poder luego cuantificar el éxito de cada objetivo.

 

¿Cómo se calcula este valor monetario?

En el caso de rellenar y enviar un formulario de contacto, basta con ver cuántos contactos has recibido y cuánto dinero estos contactos han generado.

Por ejemplo, si en un mes hemos recibido 50 peticiones de información a través de nuestro formulario de contacto, que de estas peticiones surgieron cinco clientes, y que estos cinco clientes nos permitieron generar una cifra de negocio total de 2000€, significa que cada contacto, de promedio, nos genera 40€ de ganancias (2000€ dividido por 50 contactos).

En este caso, cada vez que un visitante rellena el formulario de contacto, el valor de esta acción es de 40€. Es el valor monetario del objetivo.

Pero si te cuesta poner un valor a un objetivo, pon un valor de 1 (Euro, Dollar, Libra, etc).

Lo importante, es que cada objetivo tenga un valor.

¿Por qué es importante dar un valor a cada objetivo?

Gracias al hecho de haber dado un valor monetario y gracias a los diferentes informes de Google Analytics, podremos saber exactamente – y con cifras precisas – si nuestros intentos de mejorar la tasa de conversión web tuvieron éxito o si fracasaron.

Podremos saber cuánto dinero extra han generado nuestros cambios.

Para saber como crear un objetivo, te aconsejo mirar la documentación oficial de Google aquí: https://support.google.com/analytics/answer/1032415?hl=es

 

Etapa 2: Entiende de dónde y cómo llegan tus visitantes.

Una vez cada objetivo creado con su correspondiente valor monetario, uno de los análisis más importantes es saber de dónde vienen los visitantes y qué fuentes de tráfico nos traen los visitantes que más convierten, es decir visitantes que cumplen con uno de los objetivos fijados.
Esto nos permitirá saber qué fuentes nos ayudan a generar más dinero y si debemos potenciar la relación con estas fuentes.

Por ejemplo, si un blog nos envía regularmente nuevos visitantes a través de un artículo,  y nos damos cuenta de que estos visitantes compran más o se quedan más tiempo en la web que los demás, puede ser una buena idea contactar con el/la creador/a de este blog para potenciar las relaciones y aumentar el tráfico de calidad.

En Google Analytics, hay varios tipos de fuentes de tráfico (canales).

Haciendo clic en Adquisición > Visión general, podrás ver las principales fuentes de visitas, por canales.

fuentes-de-trafico-ga

Además, haciendo clic en Adquisición > Todo el tráfico > Canales, verás esta misma información pero más detallada. Podrás ver por ejemplo, los objetivos alcanzados por cada canal y saber cual te aporta más negocio.

Canales Google Analytics

Las principales fuentes de tráfico son:

 

Tráfico orgánico (o natural).

Normalmente, será la principal fuente de visitas de tu web.

Se trata del tráfico obtenido a través del posicionamiento natural de tu web en los resultados de búsquedas hechas por los usuarios.

Gracias al trabajo de SEO y a tu estrategia de creación de contenido (tu blog principalmente) podrás mejorar el posicionamiento de tu web para las palabras claves que más te interesan.

Podrás encontrar el informe sobre tráfico orgánico, haciendo clic en: Adquisición > Optimización en buscadores > Consultas.

También podrás consultar el informe sobre las principales páginas de aterrizaje de tu web, haciendo clic en Adquisición > Optimización en buscadores > Páginas de destino.

Allí podrás ver cuáles de tus principales páginas de aterrizaje tienen la tasa de rebote más alta (más sobre este tema más abajo).

 

Tráfico de pago (PPC)

El tráfico de pago son los enlaces patrocinados que aparecen en los buscadores después de haber hecho una búsqueda.

Habitualmente, aparecen antes de los resultados naturales y también a la derecha de estos resultados.

El informe del tráfico de pago se encuentra en: Adquisición > Adwords > Campañas.

Allí podrás medir la eficacia de tus campañas.

Si no has hecho campañas de publicidad Adwords, no tendrás ningun dato.

 

Tráfico de referencia

Se trata del tráfico que proviene de otras páginas web hacía la tuya, mediante un enlace.

El informe se encuentra en: Adquisición > Todo el tráfico > Referencias.

Este informe te permitirá saber qué páginas externas traen tráfico de calidad para potenciar las relaciones con estas páginas web.

 

Tráfico directo

Se trata habitualmente del tráfico que llega a tu web directamente tecleando  la URL de tu web en la barra de navegación.

 

Tráfico de Redes Sociales

Lo habrás adivinado, se trata del tráfico proveniente de las redes sociales, ya sean las tuyas (tu cuenta Facebook, Twitter, Linkedin, etc) o ajenas.

El informe se encuentra en: Adquisición > Social > Visión General..

 

Etapa 3: Fíjate cuáles son tus principales páginas de aterrizaje y qué tasa de rebote tiene cada una de ellas.

Una página de aterrizaje (o landing page) es una puerta de entrada a tu web. Es una página donde llegan (aterrizan) los visitantes, sea desde una búsqueda en Google, un enlace externo. las redes sociales o una publicidad.

Las páginas de aterrizaje son particularmente importantes para mejorar la tasa de conversión de tu web. Son ellas que van a dar la primera impresión a tus visitantes sobre la utilidad y autoridad de tu web.

Si la página de aterrizaje no consigue convencer de que tu web es de interés, que es confiable y que puede dar respuestas a los interrogantes o problemas de tus visitantes, van a cerrar la página e ir al resultado siguiente en Google sin volver nunca más (cosa que incrementará la tasa de rebote).

Para evitar esto, es de vital importancia determinar cuáles son tus principales páginas de aterrizaje y cuáles de ellas tienen una tasa de rebote alta.

Cualquier páginas de tu web es potencialmente una landing page, ya que es susceptible de aparecer en los resultados de búsquedas de Google.

Esto significa que tienes que cuidar del contenido y de su estructura en cada página de tu web.

Si bien cualquier página es potencialmente una landing page, en la vida real, la gran mayoría de los visitantes llegan a nuestra web a través de sus páginas principales:

  • la página de inicio,
  • las páginas de producto o servicio,
  • los principales artículos de tu blog,
  • La páginas quienes somos (qué merecería un artículo para ella sola)
  • etc.

Es en estas principales páginas de aterrizaje que tenemos que concentrar nuestros esfuerzos de optimización.

 

Descubre la tasa de rebote de tus principales landing pages.

Un rebote es cuando un visitante se va de la página donde ha llegado sin hacer clic en ningún otro enlace.

La tasa de rebote (bounce rate en inglés), es obtenida dividiendo el número de rebotes de una página por el número de visitas totales recibidas por esta página, multiplicado por cien. 

Más baja es la tasa de rebote, más optimizada está la página.

Por ejemplo, si 80% de los visitantes de una página rebotan (se van de la web sin hacer clic en otra página), significa que algo esta mal en esta página. En cambio, si solo 20% de estos visitantes rebotan, significa que la página esta muy bien optimizada.

Para mejorar la tasa de rebote, se empieza por mirar en Google Analytics cuáles son nuestras 10 principales páginas de aterrizajes y mirar la tasa de rebote para cada una de ellas.

El informe para ver las páginas de aterrizaje se encuentra aquí: Comportamiento > Contenido del sitio > Páginas de destino.

Landing Pages Google Analytics

Se considera una buena tasa de rebote hasta aproximadamente 40%. Por debajo de este nivel, el margen de progresión es mínimo y se necesitará un experto en conversión web para mejorar este resultado. Y no bastara limitarse a aplicar «buenas prácticas». A este nivel hay que hacer extensas pruebas A/B – probar dos versiones de una misma página con uno o varios cambios y ver qué versión funciona mejor y así sucesivamente hasta bajar al máximo la tasa de rebote o subir la tasa de conversión web. 

Entre 40 y 60%, podemos empezar a aplicar algunas de las buenas prácticas listadas más abajo, pero igualmente se necesitará hacer pruebas A/B. De hecho, a partir de un cierto nivel de tráfico, se aconseja contratar a un experto para hacer pruebas A/B.

Es una de las mejores inversiones a medio/largo plazo que puedas hacer.  Contacta conmigo para más información.

Donde sí podremos mejorar notablemente la tasa de rebote aplicando las buenas prácticas listadas más abajo, es en las páginas donde esta tasa supera el 60%.

 

Tienes menos de 5 segundos para convencer a tus visitantes.

Si las páginas de aterrizajes de tu web son, a primera vista, confusas o no tienen un mensaje claro, el visitante cerrará la ventana de tu web y se irá directamente al resultado siguiente de su búsqueda, para encontrar la información que busca.

Tu página web tiene menos de 5 segundos para convencer a tus visitantes. Clic para tuitear

 

También es de suma importancia reducir el tiempo de carga de tu página web.

Nadie tiene ya tiene la paciencia de esperar 10 o 15 segundos cada vez que visita una nueva página.

Por cada segundo de carga, perderás al menos un 7% de tus visitantes.

¡Si tu página tarda 10 segundos, te dejo hacer el cálculo!

Por cada segundo de carga, pierdes un 7% de tus visitantes. Calcula cuánto pierdes si tu página carga en 10 segundos Clic para tuitear

 

Reduce la tasa de rebote de tus páginas web.

Para reducir la tasa de rebote de tus páginas de aterrizaje, se intentará ofrecer en cada página la información que está buscando el visitante, de manera clara y atractiva, para captar su interés y que interactue con la web.

Es una tarea que necesita realizar series de pruebas A/B.

Buenas prácticas para reducir la tasa de rebote.

Si no puedes realizar pruebas A/B, sea porque no tienes las competencias, no puedes permitirte contratar a un profesional, o porque tu web no llega a 10000 visitas al mes, no te preocupes, todavía puedes mejorar tu tasa de rebote y tu conversión web aplicando estos consejos :

  • El diseño de tu página debe inspirar confianza y profesionalidad
  • Cuida el formato de los contenidos de tu página. Privilegia los párrafos cortos, con títulos y subtítulos para facilitar la lectura.
  • Adaptada tu web para tabletas y móviles. Cada vez más visitantes utilizan estos dispositivos para navegar en Internet. No les pierdas por el mero hecho de no tener una versión adaptada de tu web.
  • Cuida la velocidad de carga de tus páginas. Por cada segundo que tarda en cargar tu página web, pierdes 7% de tus visitantes. Además, Google quiere particularmente a las páginas web que cargan rápidamente. (ver más detalle al final de este artículo)
  • Ofrece un contenido adecuado, actualizado y completo a tus visitantes
  • Enlaces internos:
    • Propón contenidos relacionados que pueden interesar a tu lector.
    • Propón enlaces hacia otras partes de tu web (productos o servicios relacionados)
  • Ofrece un buscador y un menú de navegación con opciones claras

Si sigues estos consejos, conseguirás reducir drásticamente la tasa de rebote de tus principales landing pages.

 

 

Etapa 4: Entiende los intentos de los visitantes en tu web

Analizar datos como por ejemplo el número de visitas, el tiempo pasado en la web, las palabras claves utilizadas para llegar a tu página web, el número de páginas vistas o la tasa de rebote, te permite tener una buena idea de los datos cuantificables de tu web, pero no te ayudarán a entender los intentos de tus visitantes.

No te ayudarán a entender si encontraron la información que buscaban, si consiguieron hacer lo que querían hacer en tu web, ni tampoco su nivel de satisfacción o de frustración.

Por ejemplo: Si tus visitantes navegan a través de muchas páginas en tu web, ¿eso es bueno o es malo?

A primera vista parece algo bueno, ya que leen mucho contenido y esto demuestra interés. Pero también podría significar que les cuesta o que no consiguen encontrar la información que buscan… En este último caso, el nivel de frustración o de descontento puede ser alto, y no tendrás manera de saberlo con solo mirar a las estadísticas de Google Analytics.

Para poder optimizar la tasa de conversión de tu web, necesitarás también cuidar de la experiencia de tus visitantes, hacer que se vayan de tu web un poco más felices (o como mínimo, más satisfechos) que cuando llegaron.

Algunas preguntas que tienes que hacerte:

  • ¿En qué enlaces hacen clic tus visitantes?
  • ¿Qué páginas visitan después de llegar a tu web?
  • ¿Hacen clic en los enlaces importantes (Call to Action por ejemplo)?
  • ¿Existen elementos en la página que estorban el proceso de compra?
  • ¿Confunden tus visitantes las imágenes de tu web con enlaces?
  • ¿Que parte de tu diseño atrae más la atención de tus visitantes?
  • ¿Hasta dónde bajan en mi página?
  • ¿Existen frenos a la hora de rellenar el formulario?
  • etc.

Todas estas preguntas y más, encontrarán respuestas utilizando dos herramientas: Google Analytics (por lo cuantificable) y Hotjar (para entender los intentos y el nivel de satisfacción de tus usuarios).

 

Google Analytics

Utilizaremos Google Analytics para saber cuáles son los diferentes caminos que recorren tus visitantes en tu web desde las páginas de aterrizaje.

Será particularmente importante para los embudos de compra en las páginas de comercio electrónico, es decir el recorrido que hacen los visitantes desde las páginas de productos hasta la finalisación exitosa de la compra (al llegar a la página de agradecimiento).

Por cada etapa (página) de este recorrido, podremos ver qué porcentaje de visitantes perdemos y qué etapa/página tendremos que mejorar para reducir este porcentaje de visitantes que abandonan el proceso.

Un ejemplo claro es el carrito de la compra. Si es largo o confuso, si necesita demasiados datos o demasiadas etapas, un número más alto de compradores abandonarán el proceso de compra. Habrá entonces que optimizar las páginas en cuestión para facilitar este proceso y perder menos compradores.

El informe de comportamiento, en Google Analytics, nos ayudará a entender qué etapa pierden visitantes y qué página tenemos que optimizar para reducir estos abandonos para llegar a nuestros objetivos.

Encontrarás este informe en: behavior report > behavior flow.

 

Flujo del comportamiento Google Analytics

 

Hotjar

Hotjar es un servicio web muy útil que ofrece la posibilidad de ver y entender el comportamiento de tus visitantes en tu página web (dónde hacen clic, cuales son los focos de atención, cómo se mueven, hasta dónde bajan en tu página, etc) y darles voz a través de pequeñas encuestas en tu web.

Antes que nada, quiero puntualizar que no tengo ningún interés o participación en Hotjar. Es una herramienta que suelo utilizar frecuentemente para mejorar la tasa de conversión de mi web y la de mis clientes.

Podrás crearte una cuenta y utilizar sus herramientas gratuitamente (la cuenta gratuita está limitada a 3 páginas).

Otras alternativas a Hotjar, también servicios muy buenos son: Crazy Egg, Lucky Orange, Clicky o MouseFlow.

Puedes utilizar el servicio que más te convenga, pero si quieres tener acceso a informaciones útiles sobre el comportamiento de tus visitantes, con el fin de mejorar la tasa de conversión de tu web, te aconsejo utilizar al menos uno.

Y como ves, hay muchas elecciones, así que ¡no tienes excusas para no probarlo!

Con Hotjar podrás conocer las informaciones siguientes:

  • Ver dónde tus visitantes hacen clic (Click Map),
  • ver cómo se mueven y cuáles son los focos de atención (Heat Map),
  • ver hasta dónde bajan en tu página (Scroll Map).
  • Analizar hasta que punto rellenan tus formularios,
  • Hacer pequeñas encuestas a tus visitantes para obtener respuestas precisas.

 

Una vez en posesión de todos estos datos, podremos pasar a lo que nos interesa: optimizar la tasa de conversión web.

 

Etapa 5: Mejora la tasa de conversión de tu web (CRO)

Con todos estos datos, tendrás mucha información útil para entender la experiencia de tus visitantes.

Sabrás cuáles son las partes de tu web que funcionan y las que no, y qué hay que mejorar en la estructura de la información o del diseño, la posición de los elementos y el contenido de tu web.

Por supuesto, como ya dije antes, no hay recetas milagrosas.

Hay que proceder de manera cauta, con un estudio minucioso de las informaciones a nuestra disposición, tanto de tráfico como de comportamiento, para después proponer cambios.

Luego, una vez aplicados estos cambios, hay que volver a empezar de nuevo, midiendo, analizando los resultados y haciendo nuevos cambios basado en los resultados obtenidos.

A veces acertarás, a veces fallarás. Pero así crecemos ¿no?

Cada página web y cada audiencia es diferente y no se puede presuponer las cosas, hay que probarlas.

Dicho esto, aunque cada caso es diferente y necesita un estudio particular, esto no quiere decir que, además, no podamos implementar modificaciones que han demostrado su eficacia en muchas otras webs. Incluso algunas prácticas se han vuelto estándares (aunque los estándares van cambiando según las prácticas)…

A continuación, te propongo una lista de recomendaciones que podrás implementar rápidamente en tu web para incrementar la tasa de conversión de tu página de inicio y de tus páginas de servicios o productos.

¡Allá vamos!

 

Buenas prácticas para mejorar la tasa de conversión

de tu página web:

Ofrecer una proposición de valor clara para el visitante.

Como hemos visto antes, tienes pocos segundos para convencer a tus visitantes. Así que tienes que intentar convencerlos lo más rápido posible.

Por eso, lo más eficiente es que entiendan, nada más entrar en tu página, qué valor les puede aportar tu producto o servicio.

Tiene que ser corto, no más de 8/10 palabras, para que sea fácil de leer  y entender.

Importante: ¡No hables de lo maravilloso que es tu producto!

Tienes que contestar a la pregunta: ¿cómo tu producto/servicio puede ayudar al visitante a resolver su problema o contestar a su interrogación?

Aquí tienes un buen ejemplo:

Propuesta de valor de la web de cursos online Treehouse.

Propuesta de valor de la web de cursos online Treehouse.

¿Quién no quiere cambiar su vida?

 

Un call to action claro y prominente

Debajo (o al lado) de la proposición de valor, se suele poner un call to action.

El Call to Action es generalmente un botón que, como lo indica su nombre, incita a pasar a la acción: «Compra ahora», «Regístrate gratis», «Descarga el PDF», «Añadir al carrito», etc.

Call to action de la web Evernote

Call to action de la web Evernote: un formulario de registro.

 

En Evernote te ponen muy fácil registrarte. Sólo dos campos y ¡ya está!

 

Listar los 3 principales beneficios de tu producto o servicio para el visitante.

Los beneficios son para el visitante. Junto a la propuesta de valor principal, tienes que listar igualmente 3 o 4 beneficios de tu servicio.

Esto ayudará a tus visitantes a identificarse con el producto: «¡Sí que necesito eso!»

 

Listar las 3/4 principales características de tu producto o servicio

Después de la propuesta de valor, del call To Action y de los principales beneficios, ya puedes listar las 3 o 4 principales características (features en inglés) de tu producto o servicio. Esto ayudará a tus visitantes a entender cómo funciona o con qué se encontraran una vez registrados.

 

Testimonios de clientes/usuarios felices (social proof)

Cuando compro un libro o un producto en Amazon o en cualquier tienda online, lo primero que hago es ir a ver los testimonios de compradores reales. Si los testimonios son buenos, compro el producto sin  apenas mirar las especificaciones del vendedor. Y si veo críticas negativas, pues voy al producto siguiente.

No presuponga que tus visitantes se van a creer las maravillas que les cuentas sobre tu producto o servicio. Lógicamente es el mejor en el mercado (según tu).

Para poder confiar en ti, para convencerme de comprar lo que ofreces, necesito pruebas.

Y testimonios de clientes felices, con nombre y apellidos, es una buena manera para conseguirlo.

Esto se llama «Social Proof» (prueba o confirmación social):

Testimonios de clientes dela web teachable.com

Testimonios de clientes de la web teachable.com

Y si además pones vídeo testimoniales, ¡mejor que mejor!

 

Quiero testimonios de clientes felices con nombre y apellidos para convencerme de comprar tu producto. Clic para tuitear

 

Poner nombres o logos de clientes destacados (social proof)

Otra manera de convencerme de tu seriedad y profesionalidad, es listar clientes destacados que utilizan tu servicio. Cuánto más me impresiones, más te voy a creer.

Otro tipo de social proof:

Social proof - Clientes destacados

Social proof: empresas que confían en Treehouse para formar a sus empleados.

Esta empresa si que parece seria, ¿no?

 

Ponerle fácil al visitante contactar con nosotros

Cuando llego a una web, una de las primeras cosas que hago, es ver si la empresa tiene una dirección física u otra información en pie de página o en la página de contacto: pero si sólo hay un simple formulario sin más información, suele ser para mi una señal de falta de seriedad o de profesionalismo o como mínimo de alguien que no quiere dejar ninguna manera de contactar que no sea a través del formulario.

El hecho de dejar bien claro los datos de contacto, como un teléfono en la cabecera de la página y una dirección completa en pie de página o en la página de contacto, no sólo da buena imagen al visitante, también le facilita el acto de contactar contigo.

Por ejemplo, si alguien necesita aclarar una duda respecto a tu producto o servicio, probablemente le parecerá más rápido llamar o enviar un mensaje en el chat, que enviar un formulario de contacto.

Además, en versión móvil, el número de teléfono se vuelve táctil, lo que facilita todavía más el contacto.

Ofrecer varias formas de contactar ayuda también a la conversión web.

Si uno de tus objetivos es que te contacten posibles clientes, tu interés es:

  1. Ponerle fácil al visitante contactar contigo
  2. Ofreciéndole varias formas de contacto: formulario, teléfono, ventana de chat, etc.

 

Poner la información más relevante encima del fold

El fold, es la línea imaginaria que separa la parte visible de la web de la parte abajo que sólo se ve si haces scroll hacia abajo con el ratón.

Tienes que poner la información más importante encima de esta línea, para que sea inmediatamente visible por el visitante.

Pero cuidado a no sobrecargar esta parte! Tienes que repartir la información entre la parte encima del fold y la parte debajo. De hecho, cuanto más complejo es el servicio o producto que vendes, más información tendrás que poner debajo del fold.

Mejorar la velocidad de carga de tus páginas

Como hemos comentado antes,es de suma importancia reducir el tiempo de carga de tu página web.

Por cada segundo de carga, pierdes 7% de tus visitantes.

Además tener una página web rápida ayuda al SEO. Google toma en cuenta este dato a la hora de posicionar las páginas web en sus resultados de búsquedas.

Para saber si tu página se carga rápidamente o no, te aconsejo utilizar la herramienta: gtmetrix.com.

Además de darte esta información importante, te propondrá recomendaciones para mejorar el tiempo de carga.

Latest Performance Report for http www.kwante.com GTmetrix

 

Conclusión (¡por fín!)

Bueno, creo que ya está! Espero que te haya gustado este artículo en el cual he puesto muuucho cariño…

¡Si has llegado hasta el final del artículo, ¡enhorabuena!, significa que estás muy motivado! Desde luego, yo no leería un artículo de más de 5000 palabras… 🙂

Espero que también hayas aprendido cosas, o como mínimo, entendido el proceso de análisis para luego hacer cambios en tu web.

Te recuerdo de nuevo las 5 etapas para mejorar tu tasa de conversión web:

  • Etapa 1: define los objetivos de tu web en Google Analytics y dales un valor monetario.
  • Etapa 2: Entiende de dónde y cómo llegan tus visitantes para luego potenciar la relación con las webs que más visitantes de calidad te aportan.
  • Etapa 3: Fíjate cuáles son tus principales páginas de aterrizaje y qué tasa de rebote tiene cada una de ellas, para luego poder reducir esta tasa de rebote y retener más visitantes.
  • Etapa 4: Entiende los intentos de los visitantes en tu web: dónde hacen clic, cuáles son los puntos de atención, cómo se mueven, si tienen frustraciones…
  • Etapa 5: Mejora la tasa de conversión de tu web (CRO) aplicando las buenas prácticas listadas.

 

Para darte una idea de la importancia del trabajo de preparación (las 4 primeras etapas), te aconsejo utilizar 80% de tu tiempo en analizar tus estadísticas de tráfico y entender los intentos de tus visitantes.

Cuanto más tiempo pases en esto (pero no demasiado, ¿eh?), más evidentes serán los cambios que tienes que aplicar.

Mi próximo artículo, será sobre la importancia de cuidar tu página «Quiénes somos» y cómo puedes transformarla en una herramienta para mejorar tu tasa de conversión (lo sé, me obsesiona este tema!).

 

Oferta especial para mis lectores:

Recibe por email un Informe personalizado sobre
cómo mejorar la Conversión de tu página web Gratis:

Los 10 puntos que mejorar en tu página de inicio, para convertir más visitantes en tus clientes potenciales.

Entra la URL de la web a analizar (requerido)

Dejáme tu Email para enviarte el resultado del estudio (requerido)

 

¿Te ha gustado este artículo? ¿Ha sido demasiado largo? ¿Me he olvidado cosas?

No dudes en dejarme tus comentarios justo debajo, ¡les tendré muy en cuenta!

 

También puedes…

Conectar conmigo en Linkedin o en Twitter para seguir la conversación.

 

Comentarios

comentarios